PARA ACABAR CON EL MAÍZ TRANSGÉNICO:

1.- No consumas ningún maíz que no diga claramente que no es transgénico.
2.- Envía un correo al Ministerio de Medio Ambiente con este texto u otro similar: "QUIERO QUE SE PROHIBA EN ESPAÑA EL CULTIVO Y EL CONSUMO DE PRODUCTOS TRANSGÉNICOS, ADEMÁS DE QUE SE ESPECIFIQUE CLARAMENTE EN LOS ETIQUETADOS QUE PRODUCTOS SON TRANSGÉNICOS".
3.- Difunde este blog y cualquier noticia al respecto.
4.- Envía un correo a las principales productoras comunicándoles tu decisión (se facilitarán los correos).
5.- Envía un correo a las principales cadenas de supermercados (se facilitarán correos).
7.- Envía correo a los diferentes partidos comunicándoselo.
7.- Usa el boca a boca tradicional y las redes sociales.
8.- Infórmate.
7.- Aportando cada uno un granito no transgénico nos daremos cuenta de lo fácil que es. Está en nuestras manos.
¡VAMOS A ACABAR CON EL MAÍZ TRANSGÉNICO!
¡QUÉ NO LES QUEPA DUDA!


martes, 19 de octubre de 2010

¿QUE ES RAP-AL?



La Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas de América Latina (RAP-AL), fundada en junio de 1983, es una red de organizaciones, instituciones, asociaciones e individuos que se oponen al uso masivo e indiscriminado de plaguicidas, planteando propuestas para reducir y eliminar su uso. Fomenta alternativas viables para el desarrollo de una agricultura, socialmente justa, ecológicamente sustentable y económicamente viable, que permita alcanzar la soberanía alimentaria de los pueblos. Asimismo se opone a los cultivos transgénicos porque atentan contra la salud y la diversidad biológica, constituyendo una amenaza a la soberanía alimentaria de los pueblos.
RAP-AL es el centro regional para América Latina y el Caribe de Pesticide Action Network (PAN), organización establecida en 1982, con oficinas regionales en Africa, Asia, Europa, América del Norte y América Latina.
¿Como actuamos?
RAP-AL conjuntamente con sus miembros realizan acciones que:
- Generan conciencia sobre los peligros del uso de PLAGUICIDAS a nivel rural y urbano.
- Sensibilizan a la sociedad civil sobre los impactos de la agricultura convencional en los ecosistemas y la población.
- Impulsan acciones políticas y legales para la erradicación de los plaguicidas y la implementación de alternativas.
- Informan al público sobre los peligros de los plaguicidas en la salud y el ambiente.
- Promueven la investigación y difusión de alternativas ecológicas viables a los plaguicidas.
- Rescatan, revaloran y sistematizan el conocimiento campesino en el manejo de los sistemas de producción agrícola.
- Propician la participación ciudadana y la educación ambiental, con énfasis en la problemática de los plaguicidas y sus alternativas.
- Promueven estudios sobre los impactos de los plaguicidas en la salud y el ambiente.
¿Cuál es la estructura de RAP-AL?
La coordinación regional de RAP-AL es elegida democráticamente; cuenta con un mecanismo de rotación y transferencia de responsabilidades, tres coordinaciones subregionales (Cono Sur, Andino, Mesoamérica y el Caribe) y coordinaciones nacionales para desarrollar mecanismos más ágiles de intercambio y difusión de información. Pertenecen a RAP-AL organizaciones de 17 países de América Latina y del Caribe.
Actualmente la "Alianza por una Mejor Calidad de Vida" (RAP-Chile) es la sede de la oficina regional de PAN International.
¿Qué buscamos?
Contribuir a mejorar la calidad de vida a través de:
- La reducción y eliminación en la producción, comercialización y uso de plaguicidas que atentan contra la vida, la salud y el ambiente.
- Un cambio de actitud hacia un modelo sostenible de producción agropecuaria.
- Contribuir en el mejoramiento de la calidad ambiental y en la salud de la población latinoamericana.
- El desarrollo de sistemas de producción agropecuaria que no perjudiquen el ambiente y que sean sustentables.
A los 20 años de RAP-AL
Hace 20 años. un 21 de Junio de 1983, nace la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas de América Latina en el marco del "Seminario Latinoamericano sobre Uso de Plaguicidas" realizado en Santa Cruz de Tlaxcala, México, organizado por la Asociación Mexicana de Estudios para la Defensa del Consumidor y la Organización Internacional de Asociaciones de Consumidores. El encuentro fundacional tuvo como objetivo aunar fuerzas para luchar contra el uso y abuso de los plaguicidas y sustituirlos por eficaces métodos alternativos de control de plagas. En el evento, al que asistieron 58 personas de 9 países de la región y delegados de Estados Unidos y Suiza, se acordó apoyar los postulados de PAN aprobados en Penang, Malasia y agregar objetivos acordes con las necesidades de América Latina. Se señaló que la acción de RAP-AL en el combate contra el uso de agrotóxicos no estará disociada de los derechos básicos del ser humano, especialmente en los campos de la alimentación, la salud, el trabajo, la educación y la información. Han pasado dos décadas, organizaciones de 19 países integran la red, y continuamos enfrentando los problemas señalados en 1983: envenenamientos y muertes de trabajadores rurales y sus familias; incidencia de cánceres, malformaciones congénitas, dermatitis, etc.; aumento alarmante de la resistencia de las plagas; degradación de suelos y contaminación del ambiente y de alimentos; uso de plaguicidas prohibidos en países desarrollados; leyes y reglamentos que no se fiscalizan y cumplen.
Además en la última década se agregó el grave problema de los cultivos transgénicos. Sin embargo, hemos logrado grandes avances. RAP-AL ahora es una red con capacidad de incidir en políticas públicas, reconocida y consultada por gobiernos, instituciones y personas. Una de las acciones desarrolladas en estos años por RAP-AL es el apoyo a comunidades de diversos países que han sufrido o están viviendo situaciones dramáticas por el uso indiscriminado de plaguicidas y con mas frecuencia en la última década, a causa de las aspersiones en cultivos ilícitos y en grandes extensiones de cultivos transgénicos, donde se reporta un gran número de personas intoxicadas y muertes de niños. Los afectados, en estos casos, son los más desprotegidos, campesinos que viven en comunidades que fueron invadidas por empresas agro exportadoras, agrícolas y forestales.
A 20 años de la fundación de RAP-AL, hemos realizado innumerables declaraciones públicas, sin embargo, en esta oportunidad cabe recordar nuestros principios señalados en el primer pronunciamiento de 1983, llamado "DECLARACIÓN DE TLAXCALA": "Hemos decidido trabajar por un mundo viable para las presentes y futuras generaciones, sin acallar las injusticias sociales y los peligros derivados del actual modelo económico de desarrollo y de producción agrícola que impera en nuestros países, que la mayoría de las veces no corresponde a las necesidades vitales de nuestras poblaciones... Sistema que ha empobrecido y degradado la fertilidad de los suelos agrícolas, marginando la población rural del proceso productivo, amenazando la salud humana y ambiental". Actualmente RAP-AL también esta realizando actividades y campañas para exigir la evaluación de los costos ambientales y sociales por uso de plaguicidas y transgénicos. Es hora de que se reconozca la deuda ecológica causada por los agrotóxicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada