PARA ACABAR CON EL MAÍZ TRANSGÉNICO:

1.- No consumas ningún maíz que no diga claramente que no es transgénico.
2.- Envía un correo al Ministerio de Medio Ambiente con este texto u otro similar: "QUIERO QUE SE PROHIBA EN ESPAÑA EL CULTIVO Y EL CONSUMO DE PRODUCTOS TRANSGÉNICOS, ADEMÁS DE QUE SE ESPECIFIQUE CLARAMENTE EN LOS ETIQUETADOS QUE PRODUCTOS SON TRANSGÉNICOS".
3.- Difunde este blog y cualquier noticia al respecto.
4.- Envía un correo a las principales productoras comunicándoles tu decisión (se facilitarán los correos).
5.- Envía un correo a las principales cadenas de supermercados (se facilitarán correos).
7.- Envía correo a los diferentes partidos comunicándoselo.
7.- Usa el boca a boca tradicional y las redes sociales.
8.- Infórmate.
7.- Aportando cada uno un granito no transgénico nos daremos cuenta de lo fácil que es. Está en nuestras manos.
¡VAMOS A ACABAR CON EL MAÍZ TRANSGÉNICO!
¡QUÉ NO LES QUEPA DUDA!


martes, 12 de octubre de 2010

Más frenos para biotecnología y productos transgénicos

En Conferencia de Nagoya, Japón, se espera lograr un acuerdo que otorgue una mayor regulación a productos transgénicos y organismos genéticamente modificados. ¿Avance o impedimento?


Desde hace mucho tiempo las plantas y los animales que existen sobre la Tierra dejaron de ser un resultado de la selección natural o el cruce tradicional entre especies realizado por el ser humano. Las posibilidades que otorga la tecnología genética moderna son casi ilimitadas, así se trate de maíz, soja o algodón. El cultivo de los organismos modificados genéticamente (OMG) o también denominados transgénicos se extiende cada vez más por todo el mundo.
¿Pero qué daños y perjuicios pueden ocasionar a los seres humanos estos mutantes de la naturaleza? Aún no se sabe. Sin embargo, la herencia genética de estas especies transgénicas puede ser transmitida tanto a existencias naturales como a poblaciones, por ejemplo a través de la polinización. De hecho, algunos de estos “genes artificiales” ya fueron detectados en plantas silvestres.


Protocolo de Cartagena: normas contra productos transgénicos. LEER +
Tras años de polémica, la Comisión Europea aprobó finalmente en marzo de 2010 el cultivo de la papa genéticamente modificada "Amflora".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada