PARA ACABAR CON EL MAÍZ TRANSGÉNICO:

1.- No consumas ningún maíz que no diga claramente que no es transgénico.
2.- Envía un correo al Ministerio de Medio Ambiente con este texto u otro similar: "QUIERO QUE SE PROHIBA EN ESPAÑA EL CULTIVO Y EL CONSUMO DE PRODUCTOS TRANSGÉNICOS, ADEMÁS DE QUE SE ESPECIFIQUE CLARAMENTE EN LOS ETIQUETADOS QUE PRODUCTOS SON TRANSGÉNICOS".
3.- Difunde este blog y cualquier noticia al respecto.
4.- Envía un correo a las principales productoras comunicándoles tu decisión (se facilitarán los correos).
5.- Envía un correo a las principales cadenas de supermercados (se facilitarán correos).
7.- Envía correo a los diferentes partidos comunicándoselo.
7.- Usa el boca a boca tradicional y las redes sociales.
8.- Infórmate.
7.- Aportando cada uno un granito no transgénico nos daremos cuenta de lo fácil que es. Está en nuestras manos.
¡VAMOS A ACABAR CON EL MAÍZ TRANSGÉNICO!
¡QUÉ NO LES QUEPA DUDA!


jueves, 3 de febrero de 2011

Anticonceptivos en el maíz

Sr. Director:
La estadounidense USAID introduce la agricultura transgénica en los países en desarrollo con el argumento de acabar con el hambre.
Pero un reciente estudio de la Academia Estadounidense de Medicina Ambiental, demostró que el rendimiento de las cosechas transgénicas, con el tiempo, fueron inferiores a los convencionales y pidió implantar una moratoria con urgencia para salvaguardar la salud de la población, pues los organismos genéticamente modificados (OMG) son tóxicos a todos los niveles: “representan un grave riesgo sanitario en toxicología y alergia y en la función inmunitaria, en reproducción, metabolismo, y genética”. “Múltiples estudios en animales probaron daños en diversos órganos, desregulación inmune, envejecimiento acelerado, alteraciones en la insulina, la señalización celular, la formación de proteínas, y cambios en el hígado, los riñones, el bazo y el sistema gastrointestinal”. Agricultores de Iowa (EEUU) afirmaron que sus cerdos y vacas alimentados con maíz transgénico quedaron estériles. En Haryana, la India, un equipo de veterinarios informó que el búfalo que consume semillas de algodón transgénico sufre de infertilidad, abortos frecuentes y partos prematuros. Por su parte, el presidente de la empresa de tecnología genética Epicyte, Mitch Hein afirmó: “Tenemos un invernadero lleno de plantas de maíz que producen los anticuerpos anti-esperma”, explicando la elaboración del maíz anticonceptivo a partir de anticuerpos de mujeres que padecen infertilidad inmune, aislando sus genes y, por ingeniería genética, insertándolos en las semillas de maíz común utilizado para alimentación.
Hein reconoce sin vergüenza que “es una solución para la superpoblación”. Sí, pero ¿sus consumidores lo saben?
Eva N Ferraz
Vía http://www.hispanidad.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada