PARA ACABAR CON EL MAÍZ TRANSGÉNICO:

1.- No consumas ningún maíz que no diga claramente que no es transgénico.
2.- Envía un correo al Ministerio de Medio Ambiente con este texto u otro similar: "QUIERO QUE SE PROHIBA EN ESPAÑA EL CULTIVO Y EL CONSUMO DE PRODUCTOS TRANSGÉNICOS, ADEMÁS DE QUE SE ESPECIFIQUE CLARAMENTE EN LOS ETIQUETADOS QUE PRODUCTOS SON TRANSGÉNICOS".
3.- Difunde este blog y cualquier noticia al respecto.
4.- Envía un correo a las principales productoras comunicándoles tu decisión (se facilitarán los correos).
5.- Envía un correo a las principales cadenas de supermercados (se facilitarán correos).
7.- Envía correo a los diferentes partidos comunicándoselo.
7.- Usa el boca a boca tradicional y las redes sociales.
8.- Infórmate.
7.- Aportando cada uno un granito no transgénico nos daremos cuenta de lo fácil que es. Está en nuestras manos.
¡VAMOS A ACABAR CON EL MAÍZ TRANSGÉNICO!
¡QUÉ NO LES QUEPA DUDA!


jueves, 24 de marzo de 2011

Estudios científicos que han sido silenciados por la industria de los transgénicos.

Este artículo trata las informaciones contenidas en dos libros: “Semillas de destrucción“, y “Corruptos hasta la médula“, y un documental: “El ciclo idiota“. Está escrito por Rady Ananda, y publicado en FoodFreedom, un blog sobre alimentación saludable de EEUU.


Me gustaría publicar artículos que hablaran de las virtudes de los seres humanos, pero este en concreto va de libros y documentales que por sus títulos ya te puedes hacer una idea de que: no están señalando precisamente “virtudes humanas”. Pero claro, me parecería muy poco virtuoso, que sabiendo como se está envenenando la industria alimentaria y la farmacéutica, permanecieramos dejando que sigan haciendo lo que hacen. Sólo así, educando, compartiendo podremos cambiar. El documental se llama “El ciclo idiota”, mencionando que es un ciclo creado para la enfermedad y como sacan beneficios las mismas empresas farmacéuticas que “crean” los transgénicos y los remedios para las enfermedades. LEER +

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada